04 September, 2014

Hay una grieta en mi corazón...

A menudo fallece alguna persona de la farándula, hoy mismo falleció Joan Rivers, pero no siempre me impactan. Hoy también partió Gustavo Cerati y sin embargo me ha afectado un poco más. Él era el vocalista del grupo Soda Stereo.



En los últimos años he vivido en una zona rural de Estados Unidos, no hay estaciones de radio o televisión en español, así que no es frecuente que escuche las canciones de Soda Stereo. Ocasionalmente las oigo en Pandora o en mi iPod. Buscando el enlace a una de sus canciones para poner en Facebook encontré varios videos de sus canciones.   Mientras veía los videos, me pusé a cantar. Me sé la letra de las canciones aún cuando no las había escuchado en años.

En cierta forma me llevaron a evocar y recordar la época de cuando yo asistía a la preparatoria.  Ha sido un viaje nostálgico a mi Querétaro de los ochentas. Me acordé de las fiestas y tardeadas que organizábamos;  las idas al cine; del Padre Chava, José Luis, Tito, don Pepe y la secre; las blusas holgadas y las hombreras; los top siders; el cabello super esponjado/alborotado/rizado; de los ensayos de la obras de teatro; renta de películas en los Video Centros -sin olvidar rebobinarlas antes de entregar; de la miss de química (Consuelo, creo), Agustín, Marcelino, el doc. Barrera de biología, la maestra Aurora; sonríe y la fuerza estará contigo de XE TU; de cuando abrieron Plaza del Parque y había otra opción además de Plaza de las Américas (y el otro centro comercial donde estaba la Comer en Zaragoza, cerca de avenida Universidad); cuando estrenaron el estadio Corregidora; de ir al centro cuando fue el Mundial del 86 y conocer a Tony y su papá; los polvos pica pica, el ángel del rock, amante bandido, la negra Tomasa y al que le dolía la cara de estar tan guapo; los intersalesianos; La Ópera y el JBJ; Cuna de Lobos y Catalina Creel;  las tortas de la Tortuga en el mercado Escobedo; los pepsilindros; irse de pinta a comer gorditas al centro; el extraño retorno de Diana Salazar (y los pupilentes diabólicos); de las veces me topaba con Chay, Tere, Pepe y los otros estudiantes que vivían en la Cimatario y también caminaban a la prepa...


 Estas son tan sólo algunos ejemplos de todo lo que revivido hoy.  Una época en que la música del  rock en español y Soda Stereo estaban en pleno apogeo.



Hoy hay una grieta en mi corazón...









  

P. D. ¿Alguien se acuerda cuál fue el pecado de Oyuki?

2 comments:

Metztli said...

Qué padre está!

Oyuki se enamora de un extranjero.

La Mexicana said...

Gracias comadrita, no me acordaba.